Mujeres Conscientes: mindfulness y feminidad

Los efectos positivos del mindfulness cada vez son más conocidos; empresas, hospitales, colegios y otras instituciones ya se han dado cuenta de los beneficios que produce en las personas vivir, trabajar y relacionarse de manera consciente: los efectos sobre la salud (física y mental) se suman al aumento de la productividad en el trabajo y a una mayor calidad de las relaciones sociales.

Pero, ¿cómo puede ayudar el mindfulness a las mujeres? La práctica del mindfulness aumenta la conciencia y la compasión, que aplicados a nosotras mismas nos ayuda a conectar con la semilla de nuestra feminidad desde nuestro ser, de una forma auténtica y sincera. Así, una de las bases de la práctica del mindfulness es la aceptación, que precisamente es el primer paso hacia el amor. El amor consciente es incondicional, sin juicios ni comparaciones. A partir de aquí, aceptándonos y amándonos a nosotras mismas, los beneficios del mindfulness en el día a día se despliegan solos.

Por otra parte, con mindfulness también se entrena la conciencia corporal. Al ser más conscientes de nuestros cuerpos y de sus sensaciones podemos expresar nuestra sensualidad de forma única, aceptándonos de forma radical. Otro aspecto que se ve beneficiado es la sexualidad, ya que vivida de forma consciente nos permite estar en cada experiencia sin expectativas ni juicios, simplemente prestando atención al momento presente, viviendo esta parte de nosotras mismas de una forma más abierta y natural.

Ademas, es útil darse cuenta de que el amor y la auto-consciencia que entrenamos con la práctica del mindfulness nos lleva a cuidarnos, respetando también los ciclos inherentes a nuestra naturaleza, viviendo cada etapa de nuestra vida con conciencia y plenitud.

Con todas estas posibilidades te invito a estar presente en tu vida, a amarte y aceptarte incondicionalmente y a profundizar en ti misma para regalarle al mundo lo que sólo tú le puedes dar: la mujer que eres.

Ines Knorn
Psicóloga, coach transpersonal, experta en mindfulness.

Deja una respuesta