Donde me doy cuenta de mi inconsciencia… es donde surge la conciencia

Observándome hoy mientras meditaba, me daba cuenta de algunos de mis miedos más infantiles. Observaba cómo algunas experiencias de la vida me hacen reaccionar emocionalmente, de una forma muchas veces dolorosa. Notaba cómo mi instinto, inconscientemente, a veces me domina haciendo que pierda el control sobre mí… y esto me parecía maravilloso.

Si puedo mirar mi humanidad con amor, reconociendo y aceptando mi dolor y mis muchas incoherencias; entonces puedo apreciar la realidad que he elegido vivir, puedo relajarme y fluir con la vida.

Pero la pregunta aquí es quién se está dando cuenta de esto. ¿Quién nota mi inconsciencia? ¿Quién reconoce mis miedos? ¿Quién ama esa parte de mí? Sólo la consciencia puede reconocer la inconsciencia, así como sólo la sabiduría reconoce la ignorancia. Sin embargo, a estas preguntas nunca las podrá responder la mente, sino que esa través de la experiencia del corazón donde podemos empezar a vislumbrar una respuesta…

 

Ines Knorn

Deja un comentario